Los seres humanos somos sociables por naturaleza y una de las costumbres mas aferradas en nosotros es celebrar con comida o comer fuera de casa varias veces a la semana con amigos o familia.
Una pregunta muy frecuente en la consulta es precisamente como podemos hacer para evitar ganar peso los días que salimos a comer fuera. A continuación comparto algunas ideas que te ayudarán.

 

1. Nunca vayas a comer fuera de casa con demasiada hambre:

Si tienes planeada una salida a comer procura que tu nivel de hambre sea bajo, come una fruta, toma abundante agua o come un snack saludable antes de llegar al restaurante. Esto evitará que elijas la opción menos saludable.

2. Come más y quema más:

Al comer fuera lo mas seguro es que aumentes la cantidad de calorías en tu dieta. Una forma de recuperar el equilibrio en cierta medida es hacer un poco más ejercicio de lo normal, es decir, que si normalmente tu entrenamiento es de 1 hora, el día que comiste fuera de casa puede ser 1 hora con 30 minutos. Así tu cuerpo recibirá el mensaje de que al comer más también debe consumir más energía y tu metabolismo va a mejorar.

3. Comparte:

Una forma de saciar el placer por la comida es compartir, por ejemplo puedes compartir la entrada, pedir un plato fuerte indicado que es para 2 personas o simplemente compartir el postre, son ayudas pequeñas que a la final del día suman mucho.

 

4. Las bebidas:

Una falla muy usual es comer fuera de casa y siempre elegir bebidas azucaradas o con edulcorante como los jugos, gaseosas, cocteles, etc. Estas bebidas van a darte no menos de 200 kcal por vaso (las endulzadas con azúcar) y un daño importante a tu metabolismo (las endulzadas con edulcorante sin calorías). Elige siempre agua, puede ser mineral o agua sin gas y verás cómo este hábito resta kilos de tu vida.

 

5. El restaurante:

Elige restaurantes más sanos antes de salir, prefiere lugares de comida japonesa por ejemplo o restaurantes donde encuentres opciones mas variadas. Si tu elección es por ejemplo una pizzería difícilmente tomarás buenas decisiones al momento de ordenar la comida.

 

6. Decídete pronto:

No analices demasiado el menú, esto va a provocar que tu apetito se abra y automáticamente pidas el plato más calórico.

 

7. Disfruta conversando:

Come más despacio y disfruta del momento, intenta comer bocado a bocado, la idea es que comiendo despacio te llenes con menos comida y así no te sientas tan culpable cuando salgas a comer fuera de casa.

 

8.No te arrepientas:

Si ya comiste fuera y te pasaste por mucho en tus calorías no importa!! Esto no es motivo de retroceso, simplemente has que tu siguiente comida sea saludable por completo y sigue hasta lograr tus objetivos, recuerda que un resbalón no es caída y si caes siempre te puedes levantar.

 

9. Sin aderezos:

Las ensaladas por ejemplo son opciones muy saludables, siempre que las pidas sin aderezos calóricos como mayonesa, salsa ranch, mostaza dulce, etc. Pide que te traigan la ensalada solo con limón, sal y un poco de aceite de oliva y listo una opción realmente sana!

 

10. La guarnición:

Por lo general en muchos restaurantes puedes elegir entre arroz, pasta, papas o ensalada, elige siempre una guarnición más saludable en tu plato fuerte: en lugar de papas fritas pueden ser papas al horno, en lugar de pasta puede ser ensalada, en lugar de pan puedes elegir arroz integral.

Sigue estos consejos al momento de comer fuera y mantén tu mente firme en alcanzar tus objetivos.
Estas son solo algunas de las ideas posibles. Sigue mi blog para enterarte de más!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.